Publicado: 15 de Septiembre de 2017

Desde la Unión Europea recuerdan la importancia de promover la eficiencia energética en los edificios dado que representan cerca del 40% del consumo final de energía. El objetivo es que para 2020 todos los edificios nuevos tengan un consumo de energía casi nulo o muy bajo. Para ello, Bruselas recomienda, por ejemplo, usar fuentes de energía renovables, garantizar el confort y la higiene de la calidad del aire del interior del inmueble, o sancionar a aquellos edificios que no cumplan con las fechas límite.